17/10/09

Amadeu Casellas

¿Quién es Amadeu Casellas?

Amadeu Casellas es un preso que lleva ya más de 23 años encarcelado por su participación en decenas de atracos a bancos, con los que apoyaba la financiación de luchas obreras en los años 70 y sin cometer ningún delito de sangre. Amadeu ha sido siempre una persona comprometida y activa, participando tanto en la calle como en la cárcel, de luchas y denuncias colectivas contra el sistema, ya fuese el régimen franquista o « democrático ».

Él asegura que es uno de los presos más veteranos de Cataluña. También el más combativo. Ha denunciado repetidas veces a las autoridades penitenciarias por robos, estafas, abusos y falsificaciones. Ha realizado unas 50 huelgas de hambre y ha pasado años enteros en celdas de aislamiento, sin ver a nadie, saliendo sólo dos horas a un patio vacío. La historia de su vida, es la historia de las cárceles de la Catalunya democrática, y de su lucha por su libertad y la dignidad de las personas presas.

En uno de estos episodios más recientes de lucha, este verano del 2008, acusó al responsable de la junta de tratamiento de la prisión de Quatre Camins, de falsificar sus informes penales para rechazar la concesión de permisos y a causa de ello Casellas comenzó una huelga de hambre en abril de 2008 en Quatre Camins junto a otros presos que denunciaban la actuación de la Junta de Tratamiento encargada de presentar los informes sobre su conducta.

Esta protesta concluyó en mayo de 2008, después de que la Dirección de la prisión le prometiese que revisaría estos informes.

Casellas denunció que este compromiso no se cumplió, por lo que protagonizó otra huelga de hambre que mantuvo durante 76 días y que abandonó al alcanzar un acuerdo que le permitiría salir con permisos y posteriormente el tercer grado y la libertad. Este acuerdo, en cuya mediación participó el responsable de instituciones penitenciarias del Sindic de Greugues (Defensor del Pueblo en Catalunya), fue escrupulosamente cumplido por Amadeu que fue trasladado a la prisión de Brians 2, pero cuando le tocó a la institución penitenciaria respetar su parte del compromiso, no lo hizo, justificándose en una causa pendiente anterior.

En circunstancias similares anteriores, estando cumpliendo condena en la prisión de Ponent (Lleida) y a punto de conseguir un permiso de salida, se le acusó de una situación muy similar a la de ahora, y Amadeu perdió las oportunidades de salir y se le castigó con un primer grado. Posteriormente, en el juicio, se demostró que la dirección de la prisión, había amenazado a un preso para que acusara a Amadeu, y fue absuelto, pero tuvo que empezar de nuevo para conseguir los permisos.

Tras el incumplimiento de este último pacto, Amadeu se puso de nuevo en huelga de hambre durante 26 días, la dejó y volvió a ponerse en huelga de hambre y sed, para abandonarla a mediados de Junio después de que CNT se hiciera cargo de su defensa legal. En todo momento, la Dirección General y la de la prisión, se han mostrado inflexibles con la excusa de esa causa pendiente de hace un año, respondiendo con la incomunicación y el aislamiento de Amadeu. Tras la negativa de comunicaciones con el exterior y con el resto de presos, Amadeu volvió a iniciar una huelga de hambre indefinida, el 15 de julio, que no piensa abandonar hasta que le concedan la libertad condicional.

La Dirección General de Serveis Penitenciaris de Catalunya, manifestó su firme decisión de no pronunciarse sobre la libertad de Amadeu, hasta que no se resolviera esta causa pendiente y la Dirección de la prisión, ha endurecido su situación de encierro, aislándole de sus compañeros presos y de sus amigos y amigas de la calle. Por estas circunstancias, Amadeu ha ido sumando a la huelga de hambre, huelgas de sed intermitentes.

Tras 45 días de esta última huelga de hambre, es trasladado a la Unidad Penitenciaria del Hospital de Terrassa, y continúa con las huelgas de sed intermitentes ante los abusos y coacciones que recibe para que abandone la huelga de hambre.

En estos momentos, sólo le pueden visitar sus abogados y su madre y han prohibido las comunicaciones con todos sus amigos y amigas e incluso han negado en dos ocasiones, la entrada al diputado de ERC, Joan Tardá. Su estado de salud se encuentra en una situación bastante grave, con un peso por debajo de los 56 kilos, cuando era de casi 90, y una tensión de 7/4. Está perdiendo la sensibilidad de las piernas y le han avisado de posibles secuelas irreversible, además tiene fuertes dolores en los ojos, por lo que deben de humedecérselos y hacerle limpiezas a diario. Le ponen suero y, de tanto en tanto, un médico muy « simpático » le amenaza con darle el alta y devolverlo a la prisión. Ha abandonado la última huelga de sed por prescripción médica, pues podía lesionarle algún órgano vital. Desde diferentes partes del estado español, se vienen realizando diferentes actos y acciones reclamando la libertad de Amadeu, pero los responsables políticos se niegan rotundamente a cumplir sus promesas.

Más información