28/09/07

ENcontrARTE

Manu Chao: un rebelde de profesión

ENcontrARTE

Baje la versión PDF del artículo


Manu Chao es un símbolo de la rebeldía, del inconformismo, de lo que podría llamarse la « anticultura ». Hoy por hoy es uno de los más claros representantes de ese movimiento contestatario que aún sigue existiendo, y con mucha fuerza por cierto, más allá del adormecimiento a que algunos años atrás nos había conducido la ola neoliberal que barrió el planeta haciéndonos creer que la historia efectivamente había terminado. Su vida es una perpetua búsqueda de cosas nuevas, de crítica al formalismo, a los valores consagrados. Su obra -músico, poeta, enamorado perpetuo de las cosas- es una invitación a la sana irreverencia, a la desobediencia, a la crítica de todo. Si algo necesita una revolución es justamente ese espíritu: irreverente, desobediente y crítico.

ENcontrARTE

José Manuel Tomás Arturo Chao, más conocido como Manu Chao, es hijo del periodista Ramón Chao, gallego de Vilalba (Lugo) y de madre vasca de Bilbao; nació en París, Francia, el 21 de junio de 1961. Sus padres habían emigrado a Francia durante la dictadura de Francisco Franco. Manu y sus hermanos crecieron en Sévres, al oeste de París.

A los 14 años tuvo su primer grupo, llamado Joint de Culasse, con su hermano Tonio del Borneo, y su primo Santi Cassariego. Más tarde llegaron los Hot Pants y Los Carayos, con los que se aproximaba ya mucho a la música festiva y la pachanga. Estos grupos llegaron a ser muy conocidos en París dentro de la música alternativa. En 1987 Manu, su hermano y su primo fundaron el grupo Mano Negra, que triunfó primero en Francia con el single « Mala vida » y después tuvieron giras por Sudamérica. Tras una larga temporada en el grupo (del 1987 al 1994), comienza su carrera en solitario.

Sin embargo, fue con el grupo Mano Negra, fundado en 1987 (también junto a su hermano y su primo) con el que conoció el éxito, no sólo a nivel local sino además a nivel internacional. Con los temas Mala Vida y Señor Matanza, entre otros, logró la fama mundial.

El grupo, que editó cuatro discos, duró hasta 1994 y desde entonces Manu comenzó su carrera como solista. Su música tiene muchas influencias: rock, chanson francesa, salsa, reggae, ska y raï argelino. Recibió estas influencias de inmigrantes en Francia, de sus relaciones ibéricas, de sus recorridos en América con Mano Negra y vagando tras la disolución del grupo. Muchas de las canciones de Chao son sobre el amor, la vida en los ghettos y la inmigración, y llevan a menudo un mensaje de izquierda y libertario.

Manu y la política

Ha estado comprometido desde hace tiempo con el nacionalismo vasco, tal vez debido a sus orígenes. Fue especialmente en la época de Mano Negra cuando participó en varias giras musicales junto al conjunto vasco Negu Gorriak. Después han sido varias las colaboraciones que ha realizado en diversas canciones junto a Fermín Muguruza haciendo junto a él la gira Jai Alai Katumbi Express por Europa.

Por otra parte, se solidarizó con la causa zapatista y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional -EZLN- y ha incluido fragmentos de los discursos del Subcomandante Marcos en sus canciones. También se ha solidarizado con la causa de los okupas de Barcelona.

El Manu Chao de 2007 se revuelve incómodo cuando se menciona su activismo político. « Detesto que me consideren el líder de los antiglobalización, los altermundialistas o como quieras llamarlo. Primero, es un movimiento que no admite líderes. Perfecto: lo más fácil del mundo es corromper a un líder. Segundo, nadie me ve como líder, a algunos les gustará mi música y otros pensarán que soy un payaso. Tercero, es peligroso. Estuve en los actos contra el G-8, en Génova, donde la represión fue fortísima, hubo hasta un muerto. Ahora, los policías han reconocido que tenían orden de machacarnos. No quiero que me confundan con lo que no soy y vayan contra mí ».

Asegura que « Politik kills », « Rainin in paradize », « Panik panik » y otras piezas de « La radiolina » contienen sus avisos sobre lo que está ocurriendo. De acuerdo, pero son declaraciones esquemáticas; ¿podría intentar sistematizar su postura ante el presente del planeta? « Dudo que haya alguien al volante. Los que mandan ni siquiera saben hacia dónde nos llevan. Estamos en una carrera entre un sistema que se ha vuelto loco y el instinto de conservación de los humanos. Por eso el movimiento atrae a gente tan diversa. Vas a una mani y están desde abuelitas con sus nietos hasta los del Black Block, dispuestos a enfrentarse a la violencia de los polis. Hacia el final de mi disco hay un tema llamado « Y ahora ¿qué? », una frase que también va en la portada. No tengo respuestas, sé actuar en el día a día, pero ignoro cómo dirigir toda la energía para que sea eficaz y útil para el movimiento. Allí canto: « Y cada día yo lucho para no decaer, / cada día me espanto de tanto rebuscar ».

Cada poco Manu siente el deseo de huir. « Me suele pasar en las giras, quiero olvidar la música y perderme por los callejones de cualquier ciudad. ¿Qué ciudad? Estambul, por ejemplo. Es la mayor urbe europea y todavía no está envilecida por la especulación inmobiliaria, como Barcelona. Cuando me subo al avión para ir a otro país, a otro concierto, me veo gilipollas. Si reconoces un lugar como el paraíso y tienes que marcharte, te expones a una crisis existencial ».

Cómo compone manu

Componer una canción no lo decide uno, es como las ganas de mear, no lo decides tú. La canción nace yo solo cojo el boli y escribo. Me sale así, y cuando me sale lo único que tengo que hacer es tener un boli y un papel para no olvidarme; porque si lo dejas para el día siguiente, la canción ya voló. A veces es bonito hasta dejarlas volar.

Latinoamérica y Manu

De Latinoamérica me seduce todo. Latinoamérica me ha enseñado muchas cosas, hay un trato especial entre la gente. Yo me siento bien, me siento a tono, apto para entender ciertas realidades, porque me las explican bien; hay también mucha hospitalidad, por que si entras a una casa hay una facilidad de compartir con la gente, una valoración del respeto que no hay en Europa. En Europa el respeto es algo bastante ambiguo, no hay una barrera definida, va de la super buena onda a la super mala onda pasando por todos los grises.

En Colombia por ejemplo, cuando estábamos en el tren, vimos que esa ambigüedad no existe, o muy buena onda o a muerte, la barrera es super definida.

Si respetas al que esta al frente no hay que temer tanto a la violencia o que te asalten, o puede que hasta en eso haya respeto, ahora si no respetas, ahí sí que solo ultraviolencia.

La barrera del respeto es bien definida acá, no cómo en Europa.

Latinoamérica también me enseño a bailar, a soltar un poco el cuerpo, que en Europa estamos todos un poco tiesos. No sé definir lo que más me gusta, lo sabría con tres o cuatros vinos y dos porros…

Es un poco extraño que un francés esté tan vinculado a Latinoamérica cuando el peso relativo, en el caso de Francia es mucho más la cultura árabe…

Es que tuve la suerte de venir mucho y entre más vengo más me doy cuenta que me falta por conocer mucho aún. No es que diga que ya he entendido toda la situación y OK. Cada vez que me voy de aquí, me angustio por lo que me faltó ver y eso vuelve y vuelve. Pero no sólo es Latinoamérica: también he estado mucho en África.

Por otra parte, la cultura cubana me llegó a casa a través de mi padre cuando yo era pequeñito. Había muchos discos de música cubana en casa. « Bola de Nieve » era el que más nos gustaba en aquella época, era nuestro ídolo. Conocíamos todas sus canciones. Recuerdo que de toda la pila de discos de mi padre siempre elegíamos el de « Bola » para escucharlo. Empecé a nutrirme de la cultura cubana desde la infancia, sin entender mucho todavía lo que era Cuba, ni Francia, ni España.

Mi padre también era músico, y supongo que todo eso influyó para que más tarde, con 16 ó 17 años, empezara en la música. Con los « malandros » del barrio monté mi primer grupo de rock, y ya a los 18 decidí dejarlo todo para consagrarme a ello.

Reportaje en Bolivia

Aparte de la música

Me encanta hacer video. Me encanta hacer cine, editar películas. Pero si me involucro mucho en esto me alejo de la música. En una etapa hice tanta filmación, tanto grabar con cámara y edición que sentí que me alejaba, y me frené un poco por ese lado. Me hizo algún daño, pero a cualquier cosa que hagas tienes que dedicarle mucho tiempo, no se pueden hacer los proyectos a medias. No obstante, me encanta ese otro camino. También hay otro arte al que me gustaría dedicarme en esta vida, o en la otra: quisiera ser médico. Sin embargo, por ahora la música absorbe todo mi tiempo, no hay espacio para más.

Su discografía

1998 – Clandestino

2001 – Manu Chao aux vieilles charues 2001 (Euro Boots)

2001 – Próxima Estación: Esperanza

2002 – Radio Bemba Sound System

2004 – Sibérie m’était contéee

2007 – La Radiolina

Algunas letras des sus canciones

13 Días

Chapulín chao aquí presente

mi mente demente de risas calientes

tú eres el componente el que me falta siempre

tú eres el componente el que me falta siempre

y ahora que que vamo’ hacer

y ahora que que vamo’ hacer que vamo’ hacer

trece días que no te vi, trece días sin sentido

trece días fuera de ti, trece días para olvidar

trece días que no te vi, trece días me vuelvo loco

me hielo en la habitación

no tengo calefacción

me hielo en la habitación

no tengo satisfacción

trece días que no te vi trece días sin sentido

trece días fuera de ti, trece días sin respiro

cada hora cada día

te espero siempre mi amor

tú eres el componente

cada hora cada día

tú eres el componente

cada hora cada día te espero siempre mi amor

trece días que no te vi, trece días me vuelvo loco

trece noches que no dormí, trece días sin avisar

trece días que no te vi, trece días sin sentido

me hielo en la habitación

no tengo calefacción

me hielo en la habitación

no tengo satisfacción.

Chapulín chao aquí presente

mi mente demente de risas calientes

tú eres el componente, el que me falta siempre

y ahora que que vamo’ hacer

cada hora cada día

y ahora que que vamo’ hacer

tú eres el componente el que me falta siempre

cada hora cada día

tú eres el componente, el que me falta siempre

te espero siempre mi amor

cada hora cada minuto que yo viva.

Mundo réves

Cada día me miro en un mundo al revés

cada día me veo en un mundo tan fierro

cada día es un día y un volver a nacer

cada día una suerte pa saber alcanzar

cada día yo grito a la luna mi celo por dos

Cada día es absurdo como un pozo al caer

cada día me río para no despreciar

la muerte es un regreso que tendrá que esperar

porque yo voy pal frente de este mundo demente

Y cada día yo lucho para no decaer

cada día me espanto de tanto rebuscar

cada día rabiando saltando en la sartén

con mi zapato ardiendo en busca libertad

cada día me veo en un mundo al revés

cada día me veo en un mundo tan feo

cada día me espanto porque si no me muero

cada día me olvido en un mundo al revés.