12/10/10

Flamenco Andalucía


[Andalucía] Artistas contra la política flamenca de la Junta

Músicos como Manu Chao, Juan Pinilla y El Cabrero cuestionan la actual línea de subvenciones en un contundente manifiesto…


Artistas flamencos como Juan Pinilla o El Cabrero, músicos como Manu Chao, actrices como María Estévez, intelectuales, aficionados, políticos y la Asociación
de Artistas Flamencos (AAF) han firmado un manifiesto en el que critican que el flamenco « se prodiga con subvenciones públicas andaluzas en escenarios nacionales e internacionales mientras agoniza en Andalucía ».

Según los firmantes, este manifiesto nace frente a « una política cultural que ha derivado, entre otras, en la desaparición del tejido de festivales flamencos andaluces y en la precariedad de la Red de Peñas Flamencas de Andalucía;
una política que significa también la exclusión del 85% del colectivo de artistas flamencos en beneficio de un limitado círculo de privilegiados por las ayudas públicas », indican, « una situación sobre la que ha alertado recientemente la Asociación de Artistas Flamencos ».

De este modo, como ejemplo el manifiesto recoge que la Agencia Andaluza
para el Desarrollo del Flamenco « invirtió, en subvenciones, en 2009, un total de 2.308.270,89 euros, de los cuales 1.361.217,50 fueron a proyectos destinados principalmente a escenarios internacionales y teatros nacionales y comunitarios; 459.623,12 euros para « colaboraciones puntuales », partida cuyos beneficiarios y criterios de adjudicación se desconocen; 175.600 para las actividades anuales de todas las Peñas Flamencas; 177.235 para los circuitos provinciales de recitales de las Federaciones de Peñas Flamencas y, finalmente, sólo 134.595,25 euros para la red de Festivales de los pueblos andaluces ».

Así, los firmantes señalan que el resultado de « esta política errónea, superficial y excluyente dibuja un panorama desolador en Andalucía, sobre todo en las zonas rurales, y floreciente fuera de nuestra comunidad y muy especialmente en el extranjero ». « Se subvencionan con dinero de todos los andaluces, festivales por todo el mundo, giras internacionales de ciertos artistas y programas, producidos por la Agencia del Flamenco, destinados a las capitales de provincia, mientras los pueblos de Andalucía ven como desaparecen uno a uno sus festivales anuales, algunos con más de 30 años de antigüedad », lamentan.

Afirman que es « flagrante la discriminación que sufre la población rural andaluza en el reparto de los fondos destinados al flamenco », mientras que « es este mismo sector de población el que genera la inmensa mayoría de los artistas flamencos, los estilos de cante que hoy conocemos y buena parte de los fondos que administra la Agencia ».

Como muestra señalan que en 2008, se otorgaron a un bailaor, entre otras ayudas, 52.500 euros para « Gira EEUU, Suiza, Puerto Rico, Francia », mientras que ese mismo año « los Festivales de los Pueblos de Andalucía recibieron una media de 1.500 euros por festival ». En 2009, « una bailaora obtuvo, también entre otras ayudas, 60.000 euros para una producción personal mientras las Federaciones Provinciales de Peñas Flamencas de Andalucía se tenían que conformar con 8.000 euros por provincia, para todo su circuito anual de recitales », destacan.

« Ante este panorama -apuntan los firmantes del manifiesto- entendemos que en Andalucía las instituciones culturales públicas obligadas constitucionalmente a velar por un Arte que se pretende Patrimonio de la Humanidad han hecho una gestión de los fondos destinados al flamenco que discrimina a la población andaluza y excluye a la mayoría del colectivo flamenco, teniendo una enorme responsabilidad en la situación agónica que vive el flamenco en Andalucía ».

Por tanto, exigen que dada la « gravísima » situación que atraviesa el flamenco en la Comunidad Autónoma, « se le dé prioridad en los presupuestos y se dote a los organizadores de Festivales Flamencos, a las Peñas Flamencas, Casas de Cultura y Teatros de la Comunidad de una subvención anual, equitativa y suficiente para desarrollar libre y dignamente su actividad », además de pedir que « se modifiquen los criterios de selección de los asesores o expertos que deciden la concesión de subvenciones y otras ayudas ».

En este sentido, lo firmantes exigen que « se cuente, entre otros, con las Peñas Flamencas y la Asociación de Artistas Flamencos que representan a la población flamenca y a sus artistas », dentro de este consejo asesor, cuya composición debería « modificarse bianualmente para que la participación de todas las comarcas de Andalucía sea posible », aseveran.

Por último, solicitan que la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco y otros organismos públicos « se abstengan de hacer competencia desleal a los profesionales técnicos del espectáculo y que sus aportaciones a cualquier tipo de programación sean presupuestadas, transparentes y se traduzcan en euros y no en artistas contratados y pagados por la institución pública », concluyen.