7/03/11

GRECIA / Una canción para los 300 emigrantes en huelga de hambre

GRECIA- AGUA Y SAL:

Una canción para los 300 emigrantes en huelga de hambre. –


¡NINGUNA VIDA ES ILEGAL!

42 días de huelga de hambre de los 300:
El gobierno griego les manda a la muerte!


5 / marzo

Video: Agua y Sal – Un Adiós

«Para los tuyos, para tu familia, desde que migras ya estás como muerto, ponen cada noche la mesa para cenar y tú no estás. Le dije a mi familia que lloraran por mí 40 días, y ya. Y así, si morimos, descansaremos en paz. Pero ellos, los que no nos ponen un sello, un papel, nunca estarán en paz. Quiero decir una palabra más a los griegos de los que nos hicimos amigos: estáis en mi corazón. Hemos vivido felices juntos. Y a todos los que nos trataron mal, que nos robaron el dinero: os lo regalo, como si no hubiera pasado nada. Adiós.»

Jasán. Uno de los 300 migrantes trabajadores en huelga de hambre.


Desactiven los subtítulos en castellano…

Pueden bajarlo y guardarlo aqui:

https://webmail.1and1.es/xml/deref?…

Agua y Sal: una canción para los 300 emigrantes en huelga de hambre

« YPERASTIKOI »

Agua y sal

Llora por mí cuarenta días, padre,

devastaron nuestra tierra, me voy.

Voy a buscar una vida humana,

desafiando vallas y minas.

En la pobreza donde he nacido, la necesidad acecha.

Mis días sin salida, mis noches en ruinas.

Νegreros encontré en el camino,

a barcos podridos me arrojaron.

Barcos llenos de los condenados de esta tierra,

barcos en mares tempestuosos,

en olas enfurecidas, sin aliento,

y sólo un poquito de esperanza en nuestra mirada.

En estas tierras a las que he llegado,

en los viñedos, los olivares, en los campos,

hice crecer la fortuna del patrón.

Sin voz, trabajando en negro.

En las obras encerrado, en los sótanos enterrado.

Fieras hambrientas que se alimentan de mis carnes.

Agua y sal, 300 gigantes

y unos pocos granos de azúcar

antes de que la báscula

señale mi agonía, luchando.

Mi sudor circulaba por las ciudades,

por carreteras, fábricas, astilleros.

Mis manos heridas en invierno

sangraban por riquezas ajenas.

Apoyando a los abuelos que abandonados callaban,

dejando una gota de ternura en su cabecera vacía.

Y los que legalmente me explotaban

declararon mi vida ilegal.

Sudando, desplomándome, produciendo,

pero sin razón y sin justicia en mi celda.

Me echo a temblar por culpa de sus lacayos que me espían

y busco a mis hermanos, los obreros de esta tierra.

Agua y sal, 300 gigantes

y unos pocos granos de azúcar

antes de que la báscula

señale mi agonía, luchando.

La muerte ya no me asustará,

muero al lado de mis compañeros.

Mi patria es el puño levantado

y la lucha por los derechos de mi clase.

Traté de construir vida y ellos me están matando.

Los que se apropian de nuestro trabajo.

Agua y sal, 300 gigantes

y unos pocos granos de azúcar

antes de que la báscula

señale mi agonía, luchando.

Adiós Abdul, Nordín, Ajmet, migrante trabajador, Jamid, Jasán, hermano mío

Traducción: J.V.-K.P.-E.M.

Fuente-autor: http://hungerstrike300.espivblogs.net/

Autor:

K.P. – E.M.