18/06/08

La carta de los artistas contra la directiva de inmigración de la Unión Europea

La carta de los artistas

contra la directiva de inmigración de la Unión Europea


Por SOITU.ES

Actualizado 18-06-2008 14:13 CET

Decenas de intelectuales y artistas de toda Europa se han rebelado contra el endurecimiento de las políticas de inmigración del continente. Pedro Almodóvar, Javier Bardem, Rosá Regas, el Gran Wyoming y muchos más han pedido a los eurodiputados que no dejen que salga adelante la directiva de retorno de los inmigrantes, que podría significar la expulsión de ocho millones de personas del territorio de la Unión. Apelan a la igualdad, el respeto por los derechos fundamentales y por el ser humano. No ha servido de nada. La Eurocámara ha dado luz verde a la propuesta por 367 votos a favor, frente a 206 votos en contra. Te mostramos el contenido de la carta, que también ha sido apoyada por el cantante francés Manu Chao, autor de la canción que se ha convertido en todo un himno en favor de las personas que viven indocumentadas en un país que no es el suyo.

NO A LA DIRECTIVA RETORNO

Llamamiento a los eurodiputados

El 18 de junio en Estrasburgo el Parlamento Europeo deberá votar la ‘Directiva Retorno’. El texto ya ha sido aprobado por el Consejo de Ministros de Asuntos Internos de la Unión Europea y prevé que la duración de la detención administrativa para los inmigrantes indocumentados sea de hasta 18 meses, esta medida desproporcionada representa una verdadera criminalización de la persona inmigrante, a la que se le priva de su libertad ya que se le recluye en lugares inhumanos y degradantes, sin haber cometido delito alguno.

La Directiva prevé también la posibilidad de retener y expulsar los menores no acompañados, la posibilidad de retornar a los inmigrantes a países de tránsito y la prohibición de volver a Europa durante cinco años.

Del texto final han desaparecido muchas garantías de procedimiento y legales para los inmigrantes que quieran recurrir contra su expulsión. Aquellos inmigrantes expulsados que quieran usar su derecho de asilo serán privados del mismo.

Porque esta Directiva rebaja los normas mínimas europeas e internacionales de derechos humanos, empeorando las condiciones de acogida de los inmigrantes,

Porque con esta Directiva no está en juego sólo la política de inmigración de la Unión Europea sino la propia naturaleza de nuestro modelo social,

Porque la ley debe ser igual para todos y con los derechos fundamentales no se negocia,

Hacemos un llamamiento a los eurodiputados para que no aprueben esta Directiva.

El llamamiento ha sido firmado y promovido por:

España: Marcelino Camacho (sindicalista), Rosa Regás (escritora y ex directora de la Biblioteca Nacional), Pilar Bardem (actriz), José Miguel Monzón (Gran Wyoming), Jaume d’Urgell (periodista y director del periódico democracia.es), María Isasi (actriz), Fernando Trueba (director de cine), Javier Encinas Bardem (actor), Luís Perezagua (actor) , Ana Otero (actriz), Dulce Rodríguez García (Educadora Social), Miguel Ríos (cantante), Xabier Elorriaga (actor), Gorka Landaburu (periodista), Pepa Terrón (periodista), Juan Carlos Madrid (Regidor en escena), José luis Sayago (actor), Amparo Pascual (actriz), Cristina Rota (actriz y directora teatral), Eduard Fernández (actor), Emma Cohen (actriz) Jorge J. Montes (historiador), José Sacristán (actor), Laura Cepeda (actriz), Luís García Montero (poeta), Luz Olier (actriz), Mercedes Sampietro (actriz), Mónica Cano (actriz), Nicolás Dueñas (actor), Nur Al Levi (actriz), Pepe Viyuela (actor), Sheila González (actriz), Sigfrid Monleón (director de cine), Vicky Peña (actriz), Lucía Álvarez (compositora), Penélope Cruz, (actriz) y Pedro Almodovar, (director de cine)

Italia: Dario Fo (Premio Nobel de literatura 1997), Moni Ovadia (actor y escritor), Margherita Hack (astrofísica), Danilo Zolo (filósofo y jurista), Wilma Labate (directora de cine)

Bélgica: Luc e Jean Pierre Dardenne (directores de cine); Georges-Henry Beauthier (abogado y, ex presidente de la Liga de Derechos Humanos), Carine Russo (senadora, inspiradora del movimiento de Las Marchas Blancas), Eric Toussaint (profesor universitario y Comité contra la Deuda Externa CQDTM), Pierre Mertens (escritor); Clothilde Nyssens (diputada belga CDH) ; Erik De Bruyn, portavoz de la izquierda del partido socialista (SP.a Rood)

Francia: Manu Chao (cantante), Claude Quemar (President CADTM France), Philippe Diaz (director), Susan George (economista y escritora), Toure Kunda, (grupo de musica), Catherine Samary (économista), Odile Tobner (présidente de Survie), Claude Calame, (Directeur d’études EHESS, Paris), Ignacio Ramonet (escritor, président de Media Watch Global), Bernard Cassen (président d’honneur d’Attac et animateur de l’association Mémoire des luttes)

Grecia: Michalis Grigoriou (arquitecto y profesor en la Universidad Iónica), Dimitrios Halastis (artista), Tasos Koronakis, (Foro Social Griego), Yannis Kakoulides, (escritor), Nadia Valavani (escritor y economista), Jina Politi (Profesor emérito – Universidad Aristóteles), Georgios Makris (actor) y Dimos Tsaknias (escritor)

Portugal: Jorge Silva Melo (director de cine, actor y escritor) and Luis Moita (vice-rector de la Universidad Autónoma de Lisboa), Mísia (cantante), Pedro Costa (director de cine), Miguel Vale de Almeida (Profesor Universitario, ISCTE ), Clara Ferreira Alves (periodista), Ana Lopes (antropóloga); Luís Moita (Vice rector de la Universidad de Lisboa), Rui Tavares (escritor e historiador), Augusto M. Seabra (escritor), Bruno Peixe Dias (investigador), Tiago Ralha Farinha (investigador) Christiane Machado Coêlho (socióloga), José Reis (profesor universitario)

Alemania: Albert Scherr (Profesor, Comité por los Derechos Fundamentales y la Democracia); Morus Markard (Profesor de la Universidad Libre de Berlín), Birgit Mahnkopf (Profesora de la escuela de Economía de Berlín), Prof. Elmar Alvater (Universidad Libre de Berlín), Martin Singe (Comité por los Derechos Fundamentales y la Democracia), Friederike Habermann (escritor)

Para ver el llamamiento:

www.no-fortress-europe.eu

El Parlamento Europeo aprueba sin enmiendas la directiva de retorno de ‘sin papeles’

Los inmigrantes irregulares podrán ser retenidos durante 18 meses y los menores podrán ser expulsados

ELPAIS.com / AGENCIAS - Madrid / Estrasburgo - 18/06/2008

Los inmigrantes sin papeles que sean detenidos en suelo europeo podrán pasar hasta 18 meses retenidos en centros de internamiento mientras se tramita su expulsión. Podrán ser detenidos con una mera orden administrativa y una vez expulsados no podrán volver a la UE en cinco años. Los inmigrantes menores de 18 años no acompañados podrán ser repatriados. Así lo ha refrendado el Parlamento Europeo, que ha aprobado sin enmiendas -tal cual le llegó de los ministros de Interior- la llamada directiva de retorno de los inmigrantes, que pretende armonizar las distintas políticas sobre inmigración ilegal de los países miembros.

Finalmente, no ha prosperado ninguna de las enmiendas con que los socialistas pretendían suavizar un tanto el texto que les enviaron los Gobiernos. En particular, en lo referente a la expulsión de menores y la exigencia de que las órdenes administrativas de detención sean refrendadas por órdenes judiciales en menos de 72 horas. De los 662 diputados que han emitido sus votos, 367 han votado a favor del texto, 206 en contra y 109 lo han hecho en blanco.

El texto ha recibido el apoyo mayoritario del grupo popular europeo, incluida la delegación española, y de los liberales. Los socialistas han votado divididos, algo que ya se anunciaba desde ayer: los españoles, aunque defendían formalmente las enmiendas presentadas por su grupo, tenían la intención de votar a favor ?el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, socialista, lo apoyaba. Los verdes e Izquierda Unitaria han votado si fisuras en contra.

El grupo socialista presentó ayer, primer día de debate, varias enmiendas, que han sido rechazadas hoy. De haberse aprobado alguna de ellas, la tramitación debía volver al comienzo: otros dos o tres años, que habrían dejado bloqueados 676 millones de euros del Fondo Europeo de Retorno para el periodo 2008-2013. Los Gobiernos, que ya dieron su visto bueno al texto sobre el que ahora co-decide el Parlamento, quieren ese dinero para financiar parte de sus gastos de repatriación de inmigrantes, por lo que habían presionado a los diputados para que le den luz verde. Una vez que sea publicada en el Boletín Oficial de la UE, los Estados miembros tienen un plazo de dos años para introducirla en sus respectivas legislaciones nacionales. Habrá un año adicional para introducir el punto que garantiza asistencia legal gratuita a los inmigrantes.

Política de expulsión

La directiva tiene como objetivo armonizar las políticas sobre el tratamiento que debe darse a los inmigrantes sin papeles que lleguen a territorio europeo. Intenta facilitar las repatriaciones voluntarias, para las que establece un plazo de entre 7 y 30 días. En caso de que el inmigrante no decida marcharse, prevé que pueda ser detenido por una orden administrativa -antes tenía que venir de un juez- confirmada judicialmente a posteriori. Una vez detenido, el inmigrante podrá pasar seis meses en un centro de internamiento, ampliables a 18 si se complica el periodo de repatriación -España, por ejemplo, tiene un límite muy inferior, de 40 días, y otros países ni siquiera ponían plazo al periodo de retención. Una vez expulsado, el inmigrante no podrá volver a poner los pies en Europa en cinco años, salvo que se vaya voluntariamente.

También prevé la norma que puedan ser expulsados los menores no acompañados, aunque con ciertas garantías adicionales.

La Eurocámara afronta hoy dividida la lucha contra la inmigración ilegal

La posibilidad de deportar a menores sin familia

encona el debate en la UE

ANDREU MISSÉ - Estrasburgo - 18/06/2008

El debate sobre la directiva de retorno de los emigrantes sin papeles que hoy se vota en el Parlamento Europeo ha adquirido dimensión internacional. Un total de 44 países de África y América Latina se han dirigido a los representantes de la UE para condenar « este intento normativo de violar los derechos humanos ». La directiva prevé la detención de los inmigrantes irregulares hasta 18 meses y la expulsión de los menores.

Parlamento Europeo

A FONDO

Sede:

Estrasburgo (Francia)
Directivo:

Josep Borrell Fontelles (Presidente)

Enlace Ver cobertura completa

La votación de hoy, que ha provocado una profunda división en el seno del Parlamento Europeo, es determinante, ya que si prospera una sola de las enmiendas, el texto iniciaría una nueva tramitación de dos o tres años. Mientras tanto, arrecian cada vez más las críticas de las organizaciones humanitarias no gubernamentales y de juristas por la violación de varios convenios sobre derechos humanos.

Los representantes de los países africanos y latinoamericanos han dirigido sendas misivas al Alto Representante de la Unión, Javier Solana; al ministro de Exteriores de Eslovenia, que ostenta la presidencia de turno de la UE, Dimitrij Rupel, y a la comisaria de Relaciones Exteriores de la Unión, Benita Ferrero-Waldner, en las que consideran que « es fundamental asegurar el goce y la protección de los derechos humanos de las personas migrantes, indistintamente de su condición ». Las cartas propugnan « un enfoque comprensivo de la migración internacional que incluya la gestión ordenada de los flujos migratorios ». Y recuerda « la importante contribución económica, social y cultural de los migrantes en las sociedades receptoras ».

También una cincuentena de personalidades del mundo del arte y la cultura han dirigido un escrito a los miembros del Parlamento Europeo para que no adopten una directiva que « permite la detención administrativa de los inmigrantes irregulares hasta 18 meses; la posibilidad de expulsión de los menores no acompañados a terceros países y la prohibición de volver a entrar en toda la Unión durante cinco años ». Entre los firmantes figuran los cantantes Manu Chao y Miguel Ríos y la actriz Pilar Bardem.

La directiva cuenta con el apoyo generalizado de los grupos conservadores: Partido Popular Europeo (288 escaños) y Unión de la Europa de las Naciones (43), y buena parte de los liberales (99). Pero algunos católicos y protestantes de estos grupos (especialmente italianos y polacos) han expresado sus reservas. Contra la directiva votará el Partido de los Socialistas Europeos (216), aunque alemanes, británicos, españoles, búlgaros, polacos y rumanos habían mostrado muchas reticencias. La Unión de la Izquierda Europea (41) y los Verdes (43) son los dos grupos más firmes contra el texto. Por razones distintas también están en contra los euroescépticos del Grupo Independencia (22), y es difícil prever el sentido de voto de los 32 no inscritos.

Las dos enmiendas que revistieron ayer más polémica son, por un lado, la que se opone a la posibilidad de expulsar o detener a los menores no acompañados a terceros países, y por otro, la que exige que las órdenes de detención administrativas deban ser confirmadas por los jueces en el plazo de 72 horas.

Fondos bloqueados

Mientras no se apruebe la directiva, a la que ya dieron luz verde los Estados el pasado 5 de junio, permanecerán bloqueados unos 676 millones de euros del Fondo Europeo de Retorno para el periodo 2008-2013. Para 2008, los fondos bloqueados ascienden a 82,2 millones de euros. Los Estados tienen especial interés en disponer de estos recursos y es una de las razones por las que presionaron para su aprobación, para financiar parte de los costes de la expulsión de inmigrantes.

La UE recibe entre 1,5 y 2,5 millones de inmigrantes cada año, según señaló el comisario de Libertad y Justicia, Jacques Barrot. El comisario también admitió que la UE tenía necesidad de 20 millones de inmigrantes desde ahora hasta 2040. La directiva de retorno ha sido fuertemente criticada por el Comisariado de Derechos Humanos del Consejo de Europa y por la Asociación Europea de Defensa de los Derechos Humanos, que afirman que « la detención de hombres, mujeres y niños hasta 18 meses simplemente por estancia ilegal es inaceptable ».

Artistas promueven una petición contra la directiva de retorno de inmigrantes


Decenas de intelectuales y artistas europeos, incluidos los españoles Pedro Almodóvar, Penélope Cruz y Javier Bardem, han promovido una petición en la que solicitan al Parlamento Europeo que rechace la directiva de retorno de inmigrantes pactada por los países de la UE.


El documento, que ya han firmado más de 9.000 personas, denuncia que la directiva que mañana votará la Eurocámara ‘reduce los estándares de protección de los derechos humanos’ y pone en peligro el modelo social europeo.

El texto, que necesita el respaldo de los eurodiputados para salir adelante, establece un periodo máximo de retención de hasta 18 meses en algunos casos y que los indocumentados no puedan retornar a la UE durante un periodo de hasta cinco años.

La petición en contra de la directiva, respaldada por el grupo de la Izquierda Unitaria en el PE, ha sido firmada también por escritores como Rosa Regas y Luís García Montero; actores y actrices como Pilar Bardem, el Gran Wyoming y Mercedes Sampietro; músicos como Miguel Ríos y cineastas como Fernando Trueba.

Además, el cantante hispano-francés Manu Chao, que también ha apoyado la iniciativa, aprovechó su presencia en Estrasburgo con motivo de un concierto y hoy llegó en bicicleta a la sede del PE para protestar junto a parte de su banda por la propuesta de directiva.

EFE