28/11/07

Los Piojos y Manu Chao, juntos

Rolling Stone LA - Cabezal

Martes 27 de noviembre de 2007

RollingStone / RS digital / Nota

Los Piojos y Manu Chao, juntos

En un crossover inédito, el grupo de Andrés Ciro Martínez invitó al escenario del Luna Park al autor de « Clandestino ». Crónica y fotos de una noche memorable.

Andrés Ciro. / Autor: Sebastián Klein – Gentileza Los Piojos

La querida presencia de Manu Chao se olfateaba en el aire, en el gorrito multicolor del bajista Micky Rodríguez y en las bromas que Andrés Ciro Martínez, cantante de Los Piojos, esbozó al respecto. Así fue como en « Civilización », el tema que da nombre al último disco del grupo y que lo menciona en una de sus estrofas, Manu apareció sobre el escenario del Luna Park. Entró golpeándose el corazón con el micrófono, en una intervención rítmi-cardio-percusiva y rapeando « King Kong Five », de Mano Negra. Y aunque la reacción del público piojoso fue una mezcla de asombro y cordial indiferencia, la emoción de los músicos era notoria. Después, Manu se calzó la guitarra y con Los Piojos como backing band, cantó « Día Luna…día pena » (¿un guiño al estadio?), anunció la « próxima estación: Esperanza », y se fue vitoreado, pero en calma. Entre aplausos, Andrés Ciro volvió, didáctico, sobre los versos de « Civilización » (« Anoche soñé con Manu, y esta melodía cantaba… »), reforzando el nuevo link entre Los Piojos y el ex Mano Negra, como corolario de uno de los crossovers más importantes en la historia de Los Piojos.

De alguna manera, el crossover ha sido una de las claves conceptuales del show del Luna. Los Piojos incluyeron citas a « Stayin’ Alive » de los Bee Gees (Andrés Ciro tiró pasitos a lo Travolta en el medley con « Pistolas »), a James Brown (« Sex Machine » en medley con « El Farolito »), a Santana (espíritu latin en « A veces ») y a Pappo (uno de los bises fue « El viejo »).

La puesta, impactante, se centraba en un enorme plasma en el escenario, que alternativamente fue lanzando consignas ecologistas en medio del ruido de explosiones y un clima apocalíptico (al principio del show), imágenes neo-psicodélicas (como un caleidoscopio digital, ideal para una rave, en sintonía con algunas de las programaciones que lanzaba el tecladista « Chucky » de Ipola), y algunos juegos visuales con los integrantes del grupo, dandole un espíritu lúdico a la noche.

El repertorio hizo equilibrio entre los clásicos (« Desde lejos no se ve », « Maradó », « Taxi Boy », « Chac tu chac ») y los temas del flamante Civilización, como « Bicho de ciudad », « Difícil », y « Un buen día », a go go en la voz de Micky Rodríguez.

Para siete mil piojosos fue un lunes diferente, intenso, inolvidable. « El lunes menos lunes de mi vida », dijo Andrés Ciro al despedirse. Y para darle un tono épico a la velada, agregó: « Mucha más gente de la que (en realidad) estuvo hoy va a decir que estaba acá ». El día que Los Piojos y Manu Chao cantaron en el Luna. Ya es leyenda.

Por Humphrey Inzillo