19/02/10

Manu Chao suelto en « Baionarena »

Espcial/El Nuevo herald

El nuevo disco de Manu Chao, titulado Baionarena, es la grabación en vivo del maratónico concierto que realizara el famoso artista franco-español el 30 de julio del 2008 en la Arena Taurina de Bayonne, Francia. Un total de 33 cortes componen este paquete que incluye dos discos compactos, un DVD del concierto en su totalidad y otros extras.

El hecho de que Baionarena sea un disco en vivo hace que éste deba ser analizado distinto a uno de estudio. Por ejemplo, el sonido de este disco es muy intenso, casi frenético, con una energía que es producto de ese mismo instante de alegría, pasión y excitación tanto del artista como de los miles que allí estuvieron. La mezcla, que incluye rock, punk, reggae, ska, electrónica y rumba, es imparable, incontrolable y por ratos, casi irrespirable. Las canciones son versiones en su mayoría alargadas, con mucho intermedio musical, algo que se hace bastante en los conciertos y que no se nota tanto cuando se está observando el DVD, por el apoyo visual. Sin embargo, podrían resultar desesperantes a la hora de escuchar la música en el auto.

Por eso, tal vez es mejor mirar el concierto, primero, para comprender y entender mejor lo que viene en los dos compactos. Eso de seguro ocurrirá, pues desde el primer instante el DVD muestra la conexión entre el público y el artista, y mientras el concierto avanza los ánimos van subiendo, la alegría se convierte en euforia y de ahí nace este álbum.

Canciones conocidas, como Panik, Paniky Rainin’ inParadize, de su anterior álbum La radiolina, y clásicos como Clandestino, Desaparecido, Casa babylon, La vacaloca, Tristeza maleza, La primavera y Radio bemba están entre las que Manu Chao cantó en este directo que duró dos horas y media. En el álbum –el segundo que graba en vivo– sobresale también una curiosa y muy original versión del inmortal tema ranchero Volver, volver.

La prosa de Manu Chao, ganador del Grammy Latino, es la voz rebelde de muchas causas y situaciones sociales alrededor del mundo, de las cuales ha sido su defensor desde que se iniciara en la música a mediados de la década de los años 80. Y las defiende a su manera y desde un punto de vista muy propio, de acuerdo a lo que percibe. No es un secreto su descontento con la política de varias naciones hacia otras. No esconde, ni se traga lo que piensa. Sólo lo escribe en una canción y lo presenta. Y aunque sus presentaciones en Estados Unidos son escasas, con los años su música ha dejado de ser « clandestina » en este país.