1/12/07

Ovación en España para « LT 22 Radio La Colifata »

Ovación en España para « LT 22 Radio La Colifata »

// //]]>


[30/11/2007 | 10:23 ] El documental sobre la emisora, que funciona desde 1991 en el Borda, fue recibido bajo una lluvia de aplausos en el Festival de Gijón.


Con la participación del artista hispano-francés Manu Chao, la película muestra el efecto terapéutico que tiene en los internos de este centro.

Con varios minutos de aplausos emocionados fue recibido en el Festival de Gijón el estreno mundial de « LT 22 Radio La Colifata », un documental de Carlos Larrondo sobre la radio que funciona desde 1991 en el hospital psiquiátrico J.T. Borda de Buenos Aires.

La película, que cuenta con la participación y la música del carismático artista hispano-francés Manu Chao, muestra el efecto terapéutico que la radio tiene en los internos de este centro y a la vez refleja cómo La Colifata (« colifato » quiere decir loco en el slang porteño) transformó los conceptos que la sociedad tiene de la locura y de los que padecen enfermedades mentales.

Según testimonios publicados por la agencia DPA, Fernando Aquino, uno de los internos del Borda presente la noche del jueves en Gijón, la describió como « una patada en el trasero a las políticas psiquiátricas vigentes ».

« No existe justificación para que los manicomios sigan existiendo », afirmó, y recordó que « cualquiera puede cruzar en cualquier momento la línea que separa la locura de la cordura ».

Con un montaje ágil, más bien televisivo, el documental se centra en el testimonio de varios personajes -la anciana Estela, que vive en la calle con su hijo; Horacio, que quería morir joven como sus ídolos Jimi Hendrix o Janis Joplin; o Ever, el boliviano que puede trasladarse con facilidad a Marte, entre muchos otros-, los cuales tienen su propio espacio en esta radio, creada y dirigida por el psicólogo Alfredo Olivera.

Los fragmentos de programas y los testimonios dejan en claro, como subraya el periodista Lalo Mir, que dentro de la institución psiquiátrica muchas veces hay más lucidez que fuera.

En su ópera prima, Larrondo, que trabajó sobre todo en el campo de los videoclips, acompaña también a varios integrantes de la radio en su viaje por España, Francia e Italia, donde funcionan iniciativas inspiradas en la experiencia de La Colifata.

En Barcelona, la cámara es testigo del encuentro con Manu Chao, quien ya había apadrinado en ese entonces la edición de un disco fuera de la industria a beneficio de esta peculiar radio.

La relación entre La Colifata y el ex líder de Mano Negra culmina en un concierto realizado en el estadio de All Boys de Buenos Aires junto a varios de los internos ante 16.000 personas, que marca a la vez el clímax emocional de la película.

« Este show es más útil que todas las pastillas », comenta uno de los « colifatos » en uno de los muchos alegatos contra el abuso de psicofármacos que contiene la película.

« Lo que me interesaba plasmar es la luz, la esperanza, lo que se aparte de lo más oscuro », explicó Larrondo sobre su trabajo, que también presenta algunos momentos anímicos duros de sus protagonistas.

El joven director, nacido en Buenos Aires pero residente en España, añadió que la cinta persigue la misma meta que La Colifata: dar voz a quienes no la tienen.

Tanto Larrondo como Aquino hicieron hincapié en que la radio no cuenta con financiación oficial y sobrevive a través de donaciones.

« Estamos reuniendo fondos para terminar el estudio. Y nuestro sueño es tener un bus, para transmitir desde todo el país », señaló Aquino.

En ese sentido, muy pronto Manu Chao les volverá a echar una mano.

Según anunció Larrondo, está grabando un disco en Buenos Aires junto con internos del Borda.

La mayor parte de lo recaudado por la venta de ese trabajo será para La Colifata.

« LT 22 Radio La Colifata », que cuenta con financiación de Televisión Española, se presentó en la sección Desorden y Concierto del Festival de Gijón, donde compite por el premio al mejor documental.

La semana que viene, la película seguirá su periplo de presentación en el Festival de La Habana.

Fuente: 30 denoviembre de 2007 (Télam-ei)