3/11/07

Ramón Chao > Hablar Claro

HABLAR CLARO

Ramón Chao

México es Méjico

Hace años, añadas, que uno va para Matusalén, hice una entrevista para la revista Triunfo con Carlos Fuentes, entonces embajador de México en Francia. Quedamos los dos muy contentos. A los dos días me llamó por teléfono para aconsejarme que escribiera México con equis y no con jota, por le menos cuando hablaba él. Claro Carlos, así lo hago siempre, pues por Alfonso Reyes sé que los mexicanos lleváis la cruz en la frente. Y Valle-Inclán decía que había ido a México porque se escribía con equis.

Pues bien, el otro día, los altavoces de un aeropuerto, avisaban a los pasajeros de que el avión con destino Méksico ( así pronunciado) estaba a punto de partir. En puridad, como todos sabemos, esa equis se pronunciaba en siglos pasados como la jota. Ximena se decía Jimena, y el héroe del gran libro de Cervantes se escribía con equis y se pronunciaba Quijote. Los mexicanos ( digan mejicanos) han conservado la grafía de aquella época, así como su sonido original. Otras expresiones que creemos muy mexicanas como muy puesto, luego luego o platicar también se encuentran en El Quijote. Sin embargo, los mex(j)icanos no son coherentes: escriben Xochimilco y pronuncian Sochimilco, y así, muchas palabras fluctúan entre la jota y la ese. A Borges le maravillaba que el gran imperio portugués quedaran algunas partículas como mandarín, veranda, Gabón… . Y nadie debe atentar contra la equis (jota), esa forma tan castiza nuestra y símbolo de la mexicanidad.