6/03/08

Un documental que cuestiona el concepto de la normalidad

Un documental que cuestiona el concepto de normalidad

04-03-08 | Por Rodolfo Bella / La Capital

« Me pareció interesante replantear ciertos conceptos como salud, enfermedad, normalidad locura y el hecho de que estamos generando todo el tiempo estos versus ». Así definió la directora Malena Villarino la génesis del documental « De cerca nadie es normal », que comenzará a rodar durante segunda quincena de marzo en la colonia siquiátrica de Oliveros.

   Según adelantó, no será un documental tradicional. La película tendrá testimonios directos, pero estéticamente no corresponde identificarla con el formato tradicional « de plano y contraplano, de gestos y miradas. La idea es salir un poco de la individualización con el testimonio aislado de la gente ».

Para pensar. El trabajo tendrá un carácter orgánico en el cual intentará « dar la menor cantidad de información procesada al espectador para que las diferencias se vayan notando solas sin tener la necesidad de ponerlo en palabras ».

   Villarino tiene previsto además hacer coincidir la fecha del rodaje con el encuentro de radios que se realizará en la institución de OIiveros el 28 y 29 de marzo, al cual se prevé que asistan radios de distintos manicomios de países limítrofes, como Uruguay y Brasil y la radio La Colifata, de Buenos Aires, y otras radios comunitarias.

   La directora explicó que algunos tramos del encuentro será grabados como un aporte al perfil que intentará darle al trabajo: « Acomodé el rodaje para entre en el encuentro porque es una forma distinta de que estas personas puedan opinar sin caer en la entrevista convencional ».

Punto de partida. El proyecto cuenta con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Visuales, surgió a partir del tercer Congreso de Salud Mental y Derechos Humanos, realizado en Buenos Aires. Villarino, porteña radicada en Rosario, es egresada de la carrera de documental de la Universidad Madres de la Plaza de Mayo, comenzó a visitar la colonia de Oliveros luego del congreso.

   Aunque la directora confesó que siempre se interesó por este tipo de problemática ligada a la salud mental, se decidió a encarar su primer trabajo cuando comprobó el tipo de experiencia que se desarrolla en ese hospital desde hace hace más una década.

    »En el congreso se hablaba de desmanicomialización y me pareció que (en Oliveros) articularon dispositivos alternativos. Funcionan en cooperativa, tienen talleres donde producen objetos y productos y los venden, generando otra subjetividad con el afuera; se discuten decisiones, hay asambleas en algunos pabellones y los enfermeros se replantean su rol históricamente carcelero. Y me pareció muy interesante destacarlo ».