24/08/09

Vivalacolifata en Prensa

Latinoamérica es « crueldad y poesía »
Manu Chao en Barcelona (foto de Estefanía Riera)

Para Manu Chau, hablar de las múltiples realidades que vive el mundo sólo es posible respondiendo con naturalidad lo que se piensa.

Para muchos es un juglar de los nuevos tiempos y en su búsqueda musical ha recorrido buena parte del mundo, especialmente América Latina.

Su transitar por la región lo ha llevado a conocer el altiplano colombiano, las favelas de Río de Janeiro y las barriadas de la capital venezolana, así como las costas del pacífico, la sierra de Chiapas y muchos otros rincones de la geografía latinoamericana.

En su útima aventura musical, el artista viajero acaba de lanzar una primera edición de tres -la próxima sale en pocos días- de un disco grabado con internos de un hospital psiquiátrico de Buenos Aires, que gestionan una radio comunitaria llamada « La Colifata ».

clic Lea: Manu Chao graba en psiquiátrico

El disco se puede descargar clic gratis por internet. Aunque se aceptan donaciones.

Mientras se encuentra en Barcelona, España, « descansando unas horitas al día, haciendo mil cosas, trabajando cositas de La Colifata y grabando canciones nuevas », el artista respondió a las inquietudes enviadas por los lectores de BBC Mundo.

Habla el ‘Clandestino’

Llegaron muchas preguntas sobre tu trabajo con La Colifata. Pamela Vega, de Santiago de Chile, pregunta: ¿Qué aprendiste de tu trabajo con enfermos psiquiátricos?

Fue un encuentro extraordinario con esa gente. Cuando ví a los internos y no internos del hospital Borda en Buenos Aires hubo una comunicación muy fácil. Lo que más aprendí fue una gran lección de lucidez sobre el mundo de hoy. También aprendí a sintetizar y a entender mejor cómo funcionan las cosas, con menos palabras y con palabras más claras y limpias.

Marcela Ospina desde Medellín (Colombia) quiere saber si el material es nuevo o si eran cosas que ellos ya tenían escritas.

Hay un poco de todo. El 90% es nuevo, mezclado con cosas antiguas. Es un popurrí.

¿Qué crees que les aportaste a los « colifatos », y ellos a ti?

La Colifata

El disco se puede bajar gratis de internet o mediante una donación.

Lo que les he aportado no me incumbe, no quiero ni pensarlo. Cada día estamos trabajando. Lo que me han aportado a mí es un inmenso placer cuando estoy con ellos o trabajando el material, y sentirme vivo y lúcido.

Reitero mi apoyo a radio La Colifata, estamos juntos y espero que lo que hicimos juntos llegue al corazón de la gente. Creo que lo que hacen es extremadamente lúcido y poético.

Es lo que necesitamos todos: comunicarse para organizarse.

Crismary Castillo Marengo, de Maracaibo, Venezuela, pregunta cuál de todas las actividades que has hecho alrededor del mundo te ha dado más felicidad.

Es difícil analizar eso. Es un todo dentro de lo que se hace, pero si algo me ha nutrido a nivel personal no hay duda de que es la relación con La Colifata. Fue un aprendizaje extraordinario.

Edgar Magaña, de Tijuana, México, quiere saber en qué lugar del mundo te gustaría dar un concierto y aún no lo has hecho.

En Bombay. Nunca toqué en India.

Otro lector de México, Víctor Guillén, dice que su país le da « infinita tristeza, lleno de políticos miserables », y pregunta si crees que otro mundo es posible.

Creo que si esperamos de los que están arriba, de los dirigentes, que otro mundo llegue, podemos esperar millones de años. Ese otro mundo posible es el mundo que te puedes construir a tu alrededor, con tu familia, con tus vecinos y con tu barrio.

Gora, desde Guatemala, dice: « Vivir en Latinoamérica es duro, pero por alguna razón muchos europeos tienen una visión romántica de este continente. Tú que conoces las formas de pensar de ambos lugares ¿podrías explicar el porqué de este fenómeno? »

La vida de cada día en Latinoamérica es difícil pero si algo tiene Latinoamérica es mucha poesía.

La gente tiene eso en la sangre, y Latinoamérica es un poco una mezcla de la crueldad de la realidad de cada día y las dificultades y de toda esa extraordinaria poesía que está en el aire.

Otra pregunta desde Venezuela: ¿Qué opina usted de que la gente descargue música gratis? ¿Debería ser vista la música como arte o negocio?

Creo que hace como cinco años que toda la industria discográfica se queja de la piratería, pero la piratería siempre ha existido. Cuando yo era adolescente el 90% de mi discografía estaba grabada en casetes, porque no teníamos el dinero para ir a comprarlo a la tienda, la música era muy cara. No es nada nuevo.

Hoy día creo que también hay que pensar que la misma industria que se queja de la piratería está haciendo millones y millones de dólares vendiendo a toda la juventud del planeta máquinas para piratear a los artistas.

¿Te molesta que la gente baje tus discos por internet?

Manu Chao en Barcelona (foto de Estefanía Riera)

A lo largo de su carrera, Manu Chau se ha solidarizado con numerosas causas políticas y sociales.

A nivel personal, toda la piratería casera de la gente que se baja por internet mi música no me molesta, pues cuando yo era adolescente también lo hacía. Entonces sería bien feo de mi parte molestarme ahora. Lo que sí me molesta es la piratería mafiosa.

Llegaron muchísimas preguntas desde Venezuela, donde los lectores quieren saber qué opinas del proyecto revolucionario del presidente Hugo Chávez.

Creo que lo que está pasando en Venezuela desde hace unos años es un proceso único en el mundo y es una realidad con sus grandes logros y sus errores, pero es una sociedad que está en camino y que está buscando soluciones, y eso siempre es positivo.

¿No te pesa que te tomen como un referente o crean que tienes que estar al tanto de tantísimas realidades?

No, una tertulia es una tertulia y una pregunta a través de la BBC o en el bar tiene que ser tratada de la misma manera. Responder con naturalidad lo que piensas y sientes.

Carlos Vicente, de Venezuela, quiere saber qué opinas de la legalización del cannabis.

Siempre he dicho que es necesario legalizar la marihuana, no tanto para fumar más o menos -porque eso acabamos consiguiéndolo igual- sino que lo que a mí me importa es cortar el ingreso que le da a las mafias por una planta que es natural y que no tiene por qué ser fuente de negocios para las mafias. Porque las mafias no son otra cosa que dictadura.

Entonces hay que legalizarla, para que se corten esos ingresos de dinero que pueden luego utilizar las mafias para comprar armas o cosas peores. Eso está muy lejos de la filosofía de la planta.

Ruth Delgado, desde México, pregunta cuál es tu opinión actual del movimiento zapatista y qué es lo que más te gusta de ese movimiento.

Hace muchos años, desde el inicio del levantamiento, que la voz que llegó de la Lacandona fue para mí y muchos como un farito, una voz lúcida que explica cómo está el planeta hoy en día y cómo remediarlo.

De los mensajes que me llegaban de la selva hace más de 15 años, lo fuerte es que hoy en día los estamos viviendo, y para mí fue una fuente de lucidez sobre cómo funciona el mundo, muy importante para mi desarrollo personal.

En la lucha, ellos fueron siempre un ejemplo de cómo enfrentarse a eso, en la dedicación y el coraje.

Has tenido el privilegio de ver de primera mano muchos conflictos que se viven en el mundo. ¿Podrías nombrar alguno que te parezca más urgente y digno de atención mundial?

El problema hoy en día es que hay tantas alertas que es difícil priorizar una sobre otra. Creo que hay un problema básico de sostenibilidad.

El alerta es que si la sociedad sigue como está será un gran suicidio colectivo. El problema más grave es la desigualdad económica entre los países y los continentes. La falta de sostenibilidad del medio ambiente y económica.

Desde Chile preguntan: ¿A qué músico o grupo latinoamericano admiras?

A muchos. Lo fuerte de Latinoamérica es que te metes en un bar y cualquier chico o chica que nunca fue músico profesional es un artista extraordinario. Los artistas que más admiro son los artistas desconocidos, de cada día, a la hora del bar.

Desde Chicago, Flor Crisostomo dice: « soy indígena zapoteca, me considero desplazada y forzada por las políticas comerciales creadas por EE.UU. y México. ¿Qué piensas de que en EE.UU. las organizaciones de ‘justicia social’ dejen a un lado la palabra de los pueblos indígenas migrantes? »

El drama de la incomprensión y la prepotencia del Primer Mundo frente a las otras culturas del mundo es una realidad contra la que hay que luchar cada día, e intentar unirse lo más posible.

¿Has tocado en Estados Unidos? ¿Te interesa ir?

Estuvimos de gira hace dos años y medio. Fuimos de este a oeste. Algo que me ha sorprendido es que entras a un hotel y no se puede abrir ninguna ventana. Es una imagen de lo que es EE.UU., que se mira para adentro porque tiene muy pocas ventanas abiertas hacia fuera, hacia el mundo.

Por otro lado, en cada lugar encuentras gente que está intentando mover las cosas y cambiar un poco esa ceguera de la mayoría del país.

¿Qué te inspira Obama?

A ver… Obama es una persona que quizás tenga toda la mejor voluntad del mundo, pero hay que recordar que es parte del Partido Demócrata y que hasta hoy, que yo sepa, el Partido Demócrata nunca ha conseguido cambiar gran cosa en la politica prepotente de EE.UU.

Desde República Dominicana, Javier pregunta cuál es tu fuente de inspiración para componer.

El día a día. Lo bonito a la hora de inspirarse es que no hay leyes. Cada vez es diferente, cada vez es una sorpresa.